Archive for 9 septiembre 2010

Xavi Castillo en Quart de Poblet

septiembre 9, 2010

Ayer por la noche tuve la ocasión de presenciar por primera vez el espectáculo de Xavi Castillo. No me gustó nada. A partir de ahora puede dejar de leer aquel que considere que soy un facha en contra de la libertad de expresión.
Clarificar el problema de la libertad de expresión es un tema demasiado grave para tratarlo cerca de un artistaa menor como éste. El espectáculo se centra en intentar hacer mofa sobre todo lo próximo al PP. La idea podría tener sus visos de plausibilidad si el autor dejara de centrarse en las taras físicas de los sujetos a los que critica y tratara temas más importantes, pero eso supone un esfuerzo de neutralidad que estos comediantes no pretenden ni utilizan, de la misma forma que algún fan, cuyo entusiasmo me produjo bastante intranquilidad.
Esta semana he pagado el IBI, que es bastante elevado en Quart, población en la que vivo. Pensar que parte de ese dinero recogido en impuestos ha ido a parar a este hombre no me inquieta. Lo que me preocupa es la clase política socialista de mi pueblo que nos trae a alguien a que nos ofrezca un mitin antipopular.
Por otro lado, estando algunos cabezas visibles del partido… ¿no sentían vergüenza de cómo estaba tratando a algunos compañeros de profesión?
Yo puedo tener conflictos con gente de mi ámbito profesional, pero yo a mis compañeros los defiendo. ¿Cómo puede ser que hayan pagado a un tipo que sólo hace dos cosas: llamar a cualquier simpatizante del PP facha y menospreciar ad hominem en relación a taras físicas?
Estaría conforme en que hiciera su espectáculo en un pub, en un lugar sin dinero público. No estoy de acuerdo en que sea su segunda actuación consecutiva en Quart. Mucha gente se levantó y se fue antes de que acabara la función, yo entre ellos.
Leyendo “El Castillo” de Kafka puede verse otro tipo de crítica a la burocracia. Aunque eso supone argumentar, y no asentir incondicionalmente ante un gurú de la antiderecha, sin atender a los diferentes grados que esa expresión acepta.
Tendremos que pensar qué aporta este tipo a la sociedad y si merece ser financiado con fondos públicos. Si la decisión fuera mía jamás lo contrataría. Ergo soy un facha para él. Otro reduccionismo más de los tiempos que vivimos.