Archive for 30 noviembre 2009

YO NO FUÍ

noviembre 30, 2009

Tenía que pasar. Lo importante es tener la noticia, fuera queda la posibilidad de cuestionar lo que se hace noticia. Diego, pero que podría ser cualquiera ha sido insultado por todos los que se cruzanab con él, lo han puesto a caer de un burro, lo han llamado violador de niñas, lo han llamado con los peores tabúes de nuestra bien hablada sociedad. Y no había hecho nada de lo que se le indicaba. ¿Y ahora qué? Pues la culpa es del sistema, no de las personas.

http://www.abc.es/20091128/nacional-canarias-tenerife/absuelto-200911281649.html

Y la culpa es de Nestlé, y la culpa es de Nike, y la culpa es de la marcas (Leer “No Logo”, de Klein). Pues no. Nos están tomando el pelo. La culpa es del primer incompetente que, habiendo pillado en anteriores filtraciones, esta vez la caga. La culpa es de todos y cada uno de los periodistas que publican con títulos que se pasan por el forro la presunción de inocencia, y la culpa es de todos los que nos hemos creído a unos hipócritas que ya han dado muestras de su incompetencia en más ocasiones.

La culpa pues, es de todos. Felicidades, cuando la culpa es de todos, ya no es de nadie. Redimidos quedamos.

Anuncios

MUSE EN MADRID

noviembre 29, 2009

Ayer fue una gran noche para nosotros, los modernos (parafraseando a R. Rorty). Ayer pude estar en el conciertazo de Muse, uno de los grupos más geniales en la actualidad. Geniales para bien y para mal, desde canciones sublimes que resultan elevadoras hasta canciones que cuesta acabar de oirlas. Nadie dijo que ser moderno fuera fácil.

Lo primero fue la cola para entrar que había a las siete y media. Una cola eterna porque a las 9, media hora antes del concierto, ya no había nadie fuera del palacio de deportes,y es que el público de Muse los adora. En una hora y cuarenta minutos (para mí, tras ver al viejo Boss, poco tiempo) realizaron un viaje por sus temas más euforizantes ante un público que, más que estar a la altura, fue lo mejor de la noche.

Y decir que fue lo mejor de la noche es decir mucho, porque la honestidad que supone enfrentarse a sus acólitos fue apoyada por un espectáculo conceptual y futurista que remarcó el espíritu que el grupo quería representar.

Nada de baladas ni canciones bonitas; caña y más caña para llevar al público a un nivel de sinergía como yo he visto pocas veces en un concierto.Y ello desde la distancia que, quizá teatralmente, marca la banda con su público. Liderados por Matthew Bellamy, la banda de Devon montó un espectáculo de luces y lásers que nos introducían en unos temas contundentes, exigentes, exagerados, arrebatadoramente nostálgicos con letras hirientes, reivindicativas y delirantes (y es que el carácter de Bellamy da para eso y más). A mí, con “Map of the Problematique” ya me habían ganado.

Todo un gozo para nosotros, los modernos.

ADIÓS A LA RESPUESTA, HOLA JENNINGS

noviembre 26, 2009

Iverson se retira. Cuando juegas al NBA y llevas a IVERSON te das cuenta de las dificultades de un jugador de 1,80 en la NBA, al menos virtualmente. Santiago Segurola dice de él que es uno de los jugadores más valientes que ha conocido. Para mí, más que valiente, ha sido un irrerevente. 4 veces máximo anotador y una vez MVP, llevó junto a Brown a su equipo a las Finales.

Un jugador bajito, vacilón, bastante guapo (al menos para mí) y con un carácter de cancha urbana que le hacía jugar con un arrojo que emocionaba a los que nunca hemos tenido una capacidad innata para poder lanzar a canasta. El orgullo, los tatuajes, la respuesta nos parece dejar.

Por otro lado podéis ver este blog:

http://blogs.as.com/campoatras/2009/11/el-viaje-de-brandon-jennings.html#more

Fabuloso análisis del primer jugador norteamericano que ha decidido pasar por Europa en vez de por la Universidad. Parece que un jugador que podía haber sido Iverson ha cambiado tras su paso por Europa. Ahora sabe leer mejor el juego y sabe lo que es sufrir; parece que puede ser un referente, a pesar de haber sido penalizado en su elección de draft por haber ido a Europa.

Quizá ahora lo que necesita la NBA, o al menos los equipos que quieren ganar, son jugadores que, más que generar millones de dólares, sean capaces de generar baloncesto. Pensemos en el impacto de un jugador “blando” como Gasol en un equipo como Lakers. Lo que aporta es visión de juego, sólo recordemos las finales contra Orlando. Gasol sabe cuando incrementar el ritmo defensivo, sabe cuando cargar el juego en él y sabe cuándo pasar.

Espero que los estadounidenses no observen estos detalles, puesto que entonces sí que serían imbatibles.

INTERNET E IDENTIDAD

noviembre 24, 2009

Tiempos extraños en los que internet se ha tornado imprescindible. Ya no sólo por lo que te bajas o lo que lees, sino para cconstituir tu identidad post adolescente. Tras las redes sociales no volveremos a se los mismos.

Un universo en el que ha ido diluyéndose el anonimato para concretarnos en identidades reconocibles fuera del ámbito tecnológico. Dicho mejor, Juanito, que antes era Juan1975 ahora vuelve a ser Juanito. Más aún, damos la posibilidad de que alguien nos encuentre, cuando hace un tiempo buscábamos la escapada, la huída de la ciudad, del mundo, de la etiqueta (tag). Eso cuando los tiempos que corrían eran favorables. Ahora, en las épocas más convulsas pedimos ayuda a los demás, queremos que nos encuentren, que nos reconozcan, que nos llamen Juanito. Quizá esta sea una de las razones por las que Lady Gaga triunfa.

Internet nos constituye, y aunque lo que se ve en internet no soy yo, yo sí que estoy constituido en parte por internet. Es el tiempo de los complejos, de las identidades poliédricas, de los perdedores, de los que no han triunfado, de los apolíticos y de los escépticos, de los desinformados que dan verdaderas noticias, de los cinéfilos que hacen obras menores y de los profesores que reciben lecciones buenas y malas todos los días en centros descentralizados; es nuestro momento. Losas de responsabilidad aplastan la experiencia de los que hemos de mover el nuevo mundo, un mundo inerte más vivo que nunca, con terabytes.

Lo dejo que me vuelvo posmoderno. Addenda: Buen momento para volver a ver “Días Extraños”.