A ITZAN

Si lo que fuimos y el Universo entero

dentro de una cáscara de nuez cabe,

¿cómo siendo alguien tan pequeño

puedes provocar vacío tan grande?

Traes huída de vida tras de tí

señal de tela cosida de afectos

de dos, devengo de más nosotros

que ambos, en trinidad armónica.

Amortiguado junto al peluche; blanda

y nueva cabeza, caricias distanciadas

que no dañan el alma que curiosea.

Y mirando nos construyes en nosotros,

que no fuimos tú hasta que viniste.

Porque hasta entonces vivíamos solos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: