EL HIMNO GALLEGO

Cuán enfadados están los del BNG por versionear el himno gallego al estilo flamenco. Francamente esto nos debe de hacer reflexionar sobre las “esencias” que pretenden proteger los imaginarios nacionalistas.

En primer lugar me aparece el caso estadounidense. Todo el mundo puede versionear el himno en clave de rock, jazz o balada. Todos hemos visto en los acontecimientos deportivos en EE. UU. a los mejores cantantes. Es una manera de hacer partícipes del himno a todos, y si existe un país en el que el himno es algo ese es EE. UU.

El problema es cuando el himno de Galicia se aflamenca. Probablemente, sin haberlo oído, más que un ataque a la identidad nacionalista sea un ataque al buen gusto (imagino aflamencar nuestro himno regional). Lo sorprendente es cuando hace unos días se pedía el cambio de hora.

¿Por qué se busca una identidad tan marcada en los nacionalistas? ¿Conlleva aislamiento? En 1985 Hobsbawm daba unas conferencia que acabarían en “Naciones y nacionalismo desde 1780” cuando hablaba de la importancia del nacionalismo y si el nacionalismo sería el móvil de la historia (recordemos la visión marxiana del autor). Para él al “…contrario, tendrá que inscribirse inevitablemente como la historía de un mundo que ya no cabe dentro de los límites de las “naciones” y los “estados-nación” tal como solían definirse, ya fuera política, económia, cultural o incluso lingüisticamente. Será en gran parte supranacional o infranacional, pero incluso la infranacionalidad, se vista o no de minimalismo, reflejará el declive del antiguo estado-nación como entidad capaz de funcionar. Verá los “estados-nación” y las “naciones” o los grupos étnicos lingüísticos principalmente en relación con la nueva reestructuración supranacional del globo, retirándose ante su avance, resistiéndose o adaptándose a ella, viéndoses absorvidos o dislocados por ella. Las naciones y el nacionalismo estarán presentes en esta historia, pero interpretando papeles subordinados y a menudo bastantes insignificantes. (…) Después de todo, el hecho de que los historiadores al menos están empezando a hacer algunos progresos en el estudio y el análisis de las naciones y el nacionalismo induce a pensar que, como ocurre con tanta frecuencia, el fenómeno ya ha dejado atrás su punto más alto. Dijo Hegel que el vuelo de Minerva que lleva la sabiduría levanta el vuelo en el crepúsculo. Es una buena señal que en estos momentos [se] esté volando en círculos alrededor de las naciones y el nacionalismo.”

Si quereis más caña id a Gellner y a su “nacionalismo”, desde una perspectiva más conservadora. Muy aconsejable hacer lectura de estos dos textos, huyendo de textos más localistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: