ALIANZA DE CIVILIZACIONES (I)

En su discurso ante la Asamblea de Naciones Unidas de septiembre de 2004, Zapatero proclamó que el terrorismo, “como la peste, no tiene justificación, pero como ocurre con la peste, se pueden y se deben conocer sus raíces, se puede y se debe pensar racionalmente cómo se produce, cómo crece, para combatirlo racionalmente“. En este sentido, apuntó al conflicto de Oriente Próximo como “el tumor primario de múltiples focos de inestabilidad”. (El Mundo)

Hoy vamos a tratar las cuestiones que se derivan de una afirmación del tipo: el terrorismo “como la peste,… se pueden y se deben conocer sus raíces, se puede y se debe pensar racionalmente cómo se produce, cómo crece, para combatirlo racionalmente”.Esta afirmación es inaceptable, y vamos a intentar explicar el por qué. Nunca un dirigente político puede decir (menos en un país como España) que el origen del terrorismo se puede pensar racionalmente. Nunca se puede decir que las razones del terrorismo se pueden conocer por una razón de sentido común. Si se pueden conocer racionalmente el terrorismo conlleva una lógica necesaria, y esto es una forma de justificación. ¿Acaso el terrorista, por las raíces de las que habla Zapatero, no es más que un títere determinado por esas raíces sobrehumanas? Hablar de terrorismo no es hablar de un ente abstracto acabado en –ismo, es un conjunto de terroristas que asesinan. De la misma forma que la libertad no deja de ser una palabra vacía sino se dan las condiciones para que las personas sean realmente libres.

Sobre estos pensamientos podemos seguir analizando los comentarios de Zapatero. Oriente Próximo es un “tumor primario”. Además del mal gusto por la metáfora nos servirá de guía el informe del grupo de Alto Nivel que realiza el informe sobre la “Alianza de Civilizaciones”:

“Conseguir una solución justa y sostenible a dicho conflicto exige coraje y una visión audaz del futuro por parte de los israelíes, los palestinos y de todos los países capaces de influir en la situación. Creemos firmemente que el progreso en dicho frente se basa en el reconocimiento de la legitimidad de las aspiraciones nacionales tanto de los palestinos como de los judíos, y en el establecimiento de dos Estados plenamente soberanos e independientesque convivan en paz y seguridad.”Esto es lo que se consigue cuando se busca racionalizar lo inconcebible desde un discurso público: estupideces. Un Grupo de Alto Nivel no dice nada. ¿Qué es “coraje” en este contexto?, ¿Qué es “una visión audaz de futuro”? Son palabras vacías que no aportan nada más de lo que aportaría un brindis al sol.No digo que no haya que analizar los orígenes del terrorismo, sólo digo que un Presidente de Gobierno no puede caer en intentar entender algo que es, desde un punto de vista político, inconcebible. En otros ámbitos, como la psicología o la filosofía, se puede (y es conveniente) intentar comprender, pero los políticos no tienen que intentar racionalizar el terror, sino luchar contra él, al menos en el discurso público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: