FAIR PLAY

Hoy voy a hablar de fair play. Os remito a una página que he leído:

http://www.diariosdefutbol.com/2006/12/13/el-fair-play-existe/ 

En esta página podréis ver dos acciones que sorprenden por su reducido número. Unos jugadores profesionales toman una decisión que no favorece a su equipo, pero que aboga por el juego limpio. Pensemos un poco el por qué de esta anormalidad.El otro día Villa, jugador del Valencia, simula un penalty. El público aclama su acción (más bien la del árbitro, en cuanto que pita el penalty). Imaginemos que hubiera sido honrado y tira el balón fuera, y que fuera en el minuto 90 de la final de la Copa de Europa tras un penalty y expulsión injustos del otro equipo que había llevado el 1-0 en contra del Valencia.

Vayamos a otro caso que nos puede servir: Supongamos que estoy jugando a baloncesto y juego de base (suposición real para los que me conocéis). El base oponente me roba el balón y yo salgo corriendo detrás de él. Va a entrar a canasta, y dejará el balón haciendo una bandeja bajo el aro. Si fuera un entrenamiento le dejaría hacer una bandeja y anotar fácilmente. Pero esta es la final del campeonato y vamos empatados a falta de un minuto para el final. Sé que, al hacer una bandeja, uno se suspende en el aire y conozco que cualquier golpe en el aire te desequilibra de forma brutal, más si el golpe se da por debajo de la cintura, ya que se pierde la verticalidad. Por otro lado un leve golpe en el tren superior  supondría que conseguiría anotar y aparte tendría un tiro libre (al ser falta personal el golpe que le he dado y penalizarse con la canasta más un tiro libre) por lo que serían dos puntos de la canasta en juego más uno del tiro libre que podría anotar. La solución, lo que voy a hacer (y hemos hecho todos los que hemos jugado un campeonato a cualquier deporte de este tipo) es chocar en el aire procurando afectar en la medida de lo posible la parte inferior para que no pueda anotar, y tenga que anotar en tiros libres, que son dos lanzamientos desde 5 metros, acción más complicada que realizar una bandeja desde debajo del aro. Otra cuestión será que tras el golpe caiga mal y se lesione de gravedad, pero es algo con lo que se juega; a pesar de que no se desea se conoce que una entrada en el aire puede tener un final nada feliz. La conclusión es que yo he elegido lo que voy a hacer a tenor de las circunstancias y que me atengo a sus consecuencias, aunque deseo que sean las menos graves. Las circunstancias y el elemento volitivo y cognitivo me hacen responsable de una acción cuyo final es incierto, aunque muy poca gente diría, en caso de muerte, que el culpable he sido yo. Pero mi arco de responsabilidad varía desde favorecer al contrario (ya que si anota y es empujado la jugada se penaliza) hasta lesionarlo gravemente, pasando por que mi acción sea un acto estratégico suficiente para ganar el campeonato. Este ejemplo es un caso de responsabilidad moral. He de elegir, y a través de la elección, partiendo de un conjunto ordenado de preferencias y un conjunto dado de oportunidades[1], realizo una acción de la que soy consciente.

De todo este planteamiento vemos que el mayor enemigo del fair play es tu propio equipo, tu afición, y todo el colectivo que deposita sobre el jugador las esperanzas de victoria. Victoria sobre juego, victoria sobre deportividad. Y ello porque la victoria es lo que hace jugar al parchís, al billar o a deportes como el fútbol. La diferencia es que en un partido de tenis individual decir que la bola ha entrado sólo supone un daño para tí, mientras que en los deportes de equipo la presión se proyecta de todo el colectivo al que le “debes” el hacer todo lo posible por vencer. Las muestras de fair play son conmovedoras, pero son conmovedoras por escasas, porque las hacen super-hombres con los que, al compararnos, parece que, los que hacemos deportes (y el resto en otros aspectos análogos), salimos mal parados.



[1] Aquí tomamos oportunidades como las posibilidades de obrar determinadas por nuestras capacidades físicas o mentales, medios o instrumentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: