NO ESTAMOS GANANDO LA GUERRA

“No estamos ganando la guerra en Irak”, decía ayer Robert Gates, el Secretario de Defensa de EE.UU.

Inicialmente se dió, tras la foto de las Azores, un debate de razones que no permitían llegar a si sería mejor o peor un ataque de los “aliados” (como en la 2ª Guerra Mundial) contra el Mal personificado. Los que nos manifestábamos salíamos a la calle, pero era más por hacernos fotos progres contra Aznar que por saber que el ataque iba a resultar dañino. Yo siempre tuve esa suposición, pero en ningún caso mi creencia estaba tan justificada como para poder exponer un argumento suficientemente coherente para decir que esto iba a acabar como ha acabado.

Cuando ahora, los americanos, han pensado que se van, es cuando, al fín, podemos hacer un juicio desde la distancia. El vuelo del Buho de Minerva al atardecer puede iniciarse. Algunos de mis amigos esgrimen que no podemos culpar a los americanos de los atentados que hacen islamistas radicales. Que los americanos no son los que matan, sino los terroristas, unos terroristas que, además, atentan contra los árabes menos radicales. Bien, es posible, lo que no tengo tan claro es la necesidad de que “esto” se hubiera dado si los “aliados” no hubieran intervenido.

Definamos “esto”: 650.000 muertos. Antes habían 70.000, creo recordar. ¿Qué es mejor? Lo mejor ningún muerto. Luego 70.000. Lo peor 650.000.

Lo que tampoco tenemos claro es que con Sadam hubiera menos muertos, no obstante la probabilidad de esto la veo menor a lo que se veía venir.

Hobbes nos avisaba de lo que suponía dejar un colectivo sin soberano. En África conocen lo que sucede cuando el estado queda dañado y no puede gobernar de forma eficiente: guerra civil. Algo deberíamos de saber, como colectivo, acerca de ello.

En conclusión, ¿qué se consigue con la retirada de tropas “aliadas”? Falta de poder. Y si no hay poder, ¿qué aparece? Destrucción, ansias terroristas de hacerse notar, grupos de poder con ansias de recibir el poder vacante. Veremos el “Informe Baker”. Lo único sería que la diplomacia comience a trabajar. Que Alá y Dios nos oigan. Y que Dios, en sus reuniones de la mañana, se lo diga a Bush.

Una respuesta to “NO ESTAMOS GANANDO LA GUERRA”

  1. nostalghia Says:

    En esta situación prima la lógica de los números. Con la intervención USA-UK han elevado la tasa de mortalidad del país, han desestabilizado el sistema político (no olvidemos que, pese a dictadura, el gobierno de Hussein era laico (y no suní) y había mantenido a raya durante 20 años a los extremistas islámicos) y no han ofrecido garantías para restablecer la paz, que es otro eufemismo de esos que se gastan tanto.
    El dilema es, ¿Asesinatos con cuentagotas o a 60 por día? La respuesta nunca será positiva, pero es que las cosas nunca lo son en oriente medio (si excluimos 4-5 países que no figuran en a la apriorística listas de malvados).
    Conclusión: USA se ha vuelto a meter en un berenjenal y vuelve a lavarse las manos. La pena es que, por mucha solidaridad, buenas intenciones y demás palabrería barata, Europa se lavó las manos de forma no muy decente (o sea, oposición pero sin energía, no sea que enfademos al tío Sam). Y es que en la política, como en casi todo, lo que prima es el interés, es decir, la lógica de los números.

    Un abrazo, Óscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: